Skip to content

Carta de Apelación a la negación de Beca

Abajo está copiada y puesta aquí, la carta de apelación a la negación del otorgamiento de la Beca al Reconocimiento de la Carrera Docente por el Consejo Divisional.

Las opiniones implícitas conenidas en esta carta son sólo las del profr. V. y de nadie más.


México, D.F. a 15 de Junio del 2010.

 

CONSEJO DIVISIONAL DE CBI

UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA UNIDAD AZCAPOTZALCO

PRESENTE

 

Por medio de esta carta apelo a la resolución en la sesión inmediata pasada del Consejo Divisional en la que se me negó el otorgamiento a la Beca al Reconocimiento de la Carrera Docente.

 

Mi apelación se funda en que:

 

1- Los elementos principales en que se basó su decisión derivaron de algunas quejas de los estudiantes, y violando el reglamento, no se me hizo llegar ni a tiempo ni fuera de tiempo, alguna copia o versión oral del contenido de estas quejas, o siquiera de su existencia.

 

2- Las quejas son falsas.

 

3- Destaca por absurda la queja de que exijo calculadora programable en mi curso de Física III, ya que todo el resto de mis exalumnos es testigo de que sólo exijo una calculadora cientí­fica para permanecer en clase, y eso sólo en las clases de ejercicios, pues prefiero que todos los alumnos estén trabajando resolviendo los problemas a que hagan cualquier otra cosa. Si las autoridades hubiesen preguntado a algunos de los alumnos no quejosos hubieran descubierto ésta y todas las demás inconsistencias de las quejas.

 

4- Usualmente conmigo, por cuidar con esmero y calificar con detalle, reprueban casi todos el primer parcial, salvo unos 4 alumnos. Por lo tanto es de esperar que ocurran algunas quejas cada trimestre contra mi persona, y que dado el hecho de ser presentadas por los reprobados, debió investigarse la posibilidad de tener como única sustentabilidad el afán de revancha. Considero que las autoridades al no investigar esta posibilidad cumplieron deficientemente con su responsabilidad.

 

5- Una prueba fuerte de que mis cursos son buenos o muy buenos es que, a pesar de casi no tengo aprobados cuando se toman las encuestas, la calificación que me han puesto los estudiantes es buena.

 

6- Una prueba indirecta de lo bueno de mis cursos es que casi la totalidad de mis estudiantes reprobados aprueban el exámen de recuperación inmediatamente posterior a mi curso, y más aún, con otro profesor. Si las actas de calificaciones de evaluaciones ordinarias y de recuperación fueran públicas en internet, se podrí­a probar esta afirmación.

 

Agradezco su fina atención a la presente,

 

 

 

Prof. V.

 

 

 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: